Familia Maya Q’eqchi’ Que Protesta en Contra de Minera Sufre Otro Asesinato

HectorChoc

Héctor Choc, de 19 años, fue golpeado hasta la muerte en las afueras de El Estor, Izabal, el 31 de marzo, reportaron su familia y Rights Action el 11 de abril.

La familia de Choc cree que fue asesinado por error, cuando el verdadero objetivo era su primo, José Ich. De acuerdo a la familia, testigos han dicho que uno de los atacantes dijo: «Este no es Ich, vámonos.»

José Ich es testigo en juicios relacionados con el asesinato de su padre en el 2009 durante una protesta en contra de la mina de níquel Fénix, la cual en ese entonces pertenecía a la multinacional canadiense Hudbay Minerals. El papá de Ich, Adolfo Ich Chamán, era un popular maestro de la localidad y líder comunitario, quw se oponía a la minera. En la protesta del 2009, fue supuestamente abatido a golpes, golpeado con un machete, y herido de bala por las fuerzas de seguridad de la minera. En el mismo incidente, otro hombre, German Chub, fue herido de bala y está ahora paralizado de la cintura para abajo.

El año pasado, una corte guatemalteca absolvió de los cargos al jefe de seguridad de la minera, el excoronel del Ejército de Guatemala Mynor Padilla. Sin embargo, el caso permanece abierto en Canadá, donde Hudbay Minerals enfrenta tres demandas relacionadas: una por el asesinato de Ich, otra por el ataque a Chub y una más presentada por 11 mujeres Maya Q’eqchi’, quienes aseguran que fueron violadas por fuerzas de seguridad de la minera y del gobierno de Guatemala cuando fueron desalojadas de los terrenos reclamados por la minera en el 2007.

(En el 2001, Hudbay Minerals vendió la subsidiaria guatemalteca envuelta en estos casos, Compañía Guatemalteca de Níquel, a Solway Group de Rusia.)

Las demandas podrían sentar un gran precedente para que las compañías mineras multinacionales respondan en sus países de origen por los crímenes cometidos por sus subsidiarias o contratistas que operan en el extranjero.

Las familias Choc e Ich han enfrentado repetitivos ataques y amenazas de muerte por su oposición a la minera. El Congreso Norteamericano sobre América Latina (NACLA, por sus siglas en inglés) de la Universidad de Nueva York reporta que el tío de Héctor, Ramiro Choc, fue encarcelado de 2008 a 2014 en base a cargos “fabricados” de robo de tierra, robo agravado y otros crímenes.

Lo arrestaron poco después de haber mediado en una disputa de tierras entre un importante terrateniente y una comunidad Maya Q’equchi’. Ramiro Choc ha estado involucrado en campañas pacíficas por los derechos de las comunidades indígenas desde los 90s. En enero del 2018 su hermana, María Choc, también fue encarcelada bajo circunstancias similares.

María Choc en los juzgados en Izabal. Foto por: CPR-Urbana, ontenida de CMI Guatemala.

El actual conflicto entre las comunidades Maya Q’eqchi’ y los principales terratenientes y corporaciones multinacionales en Izabal está enraízado en siglos de disputas similares.

De acuerdo al Centro de Medios Independientes de Guatemala (CMI), María Choc testificó en la corte que sus cuentas bancarias, perfiles en las redes sociales y líneas telefónicas habían sido bloqueadas. Dijo: «Todas estas amenazas no me asustan… tengo fé y sé que los cerros y los valles me escuchan.»