¿Por qué Guatemala necesita más emprendedores sociales?

11295789_816207608415550_6875062232739536761_n

El emprendimiento social es un tema novedoso hoy en día, pero el concepto de generar un impacto sostenible ha existido por miles de años. El conocido proverbio chino que dice “si le regalas un pez lo alimentarás por un día, si le enseñas a pescar comerá toda la vida”, describe de mejor manera el tema de impacto sostenible creado por emprendimiento social. Para que alguien pueda crear y sostener una solución permanente a un problema social, este debe ser empoderado por su contexto, implementar e innovar soluciones a los problemas en sus comunidades.

La transformación profunda de los problemas de una comunidad viene de los expertos en ellos—los expertos son quienes están viviendo el problema en su día a día y este forma parte de su realidad

Los emprendedores sociales están preparados para hacer exactamente eso. Son individuos que ponen empresas destinadas a solucionar problemas y a generar soluciones auto sostenibles por medio del producto o servicio que proveen. Ellos tienen la meta de crear un impacto a través de un modelo de negocio; un impacto que no se sostiene por financiamiento externo o fuentes tradicionales de desarrollo internacional. Los emprendedores sociales no solo son expertos en un problema local sino que están implementando soluciones a esos problemas de una manera práctica y rentable. Este hecho los convierte en los candidatos perfectos para identificar, ejecutar y mantener las soluciones a los problemas sociales durante muchos años.

Pero para que surja la próxima generación de emprendedores sociales, primero hay que proveerles acceso a los recursos necesarios para apoyarles y combinar los procesos de negocio con los valores del sector social.

La mayoría de emprendedores guatemaltecos se enfrentan a barreras enormes para poder acceder a los servicios que les permiten construir y hacer crecer sus empresas más allá del contexto local. Ya sea falta en acceso a financiamiento, educación de alta calidad, servicios sociales o solamente una falta de tiempo; sabemos que hay una necesidad de crear un camino para que los emprendedores sociales hagan lo que mejor que saben hacer—innovar y resolver.

Alterna fue fundada en Quetzaltenango por muchas razones, una de estas es para cerrar la brecha física entre los emprendedores y este tipo de recursos, es decir, para crear un lugar en donde cualquier emprendedor que quiera generar un impacto está bienvenido y puede acceder a consultorías de alta calidad. En nuestro programa de Cultivación trabajamos con cualquier persona que quiere poner un negocio con impacto social. A través de una metodología probada, acompañamos a los emprendedores en tres etapas de desarrollo de negocio—la etapa de ideas, fortalecimiento de operaciones y financiamiento—y pretendemos proveer acompañamiento y recursos durante la creación, crecimiento y estabilización de sus negocios.

Contamos con 327 emprendedores cultivados hasta este momento, hemos visto a nuestros emprendedores empezar con una idea y hacer crecer sus negocios para no solamente generar un impacto local sino a nivel nacional y regional. Alterna pretende crear la próxima generación de emprendedores catalizando el emprendimiento transformativo desde lo local a través de hacer accesibles estos servicios para todos por medio de nuestro programa de Cultivación.

 

11295789_816207608415550_6875062232739536761_n