Trump y Morales: Usando la religión para ganar impunidad

morales

El Presidente Jimmy Morales de Guatemala está siguiendo los pasos del Presidente Trump cuando usa el aborto y los ‘valores familiares’ para mantener su poder a pesar de su incompetencia y criminalidad. Trump sabe que en los Estados Unidos, los evangélicos blancos son el grupo que más pasa por alto la criminalidad, la corrupción y un comportamiento antireligioso si sus principales peticiones son atendidas. Morales espera que la Guatemala más religiosa piense de la misma forma.

Cuando Morales anunció la expulsión de Guatemala de la agencia internacional anticorrupción que lo investiga, terminó su rueda de prensa con esta frase: “Guatemala y nuestro gobierno cree en la vida, en la familia basada entre hombre y mujer, nuestro gobierno y Guatemala quiere elecciones libres, no intervenidas Guatemala quiera la libertad porque creen en la libertad.”

Mientras, en Estados Unidos una encuesta muestra que el Presidente Trump tiene aún el apoyo de más de el 75% de los evangélicos blancos, aunque:

Mintió sobre cuanto va a la iglesia; dijo que nunca pide perdón a Dios; está siendo investigado por corrupción por el FBI; su jefe de campaña electoral y su abogado personal han sido condenados por fraude; se ha divorciado dos veces y casado tres; buscaba el éxito económico en el negocio de las apuestas y los casinos (aunque falló y quebró); fue grabado alardeando vulgarmente sobre asalto sexual; engañó a su esposa, cuando esta acababa de dar a luz a su hijo de cuatro meses de edad, con una estrella porno; pagó a esta estrella porno y a otra modelo de Playboy para mantener en secreto sus encuentros con ellas; [*la lista es tan larga que continúa al final de este artículo].

¿Cómo puede ser aún tan popular entre personas que valoran tanto la vida recta y los valores de la Biblia?

La respuesta es simple. Trump satisface sus prioridades. Le han llamado en alguna ocasión el “presidente más provida de la historia”. Es el primer presidente que ha hablado en el mitin anual antiaborto y por el derecho a la vida. Ha nombrado a muchos jueces antiaborto. Aunque, antes de ser político, se definía a si mismo como “muy proelección.” Pero, no es solo el aborto. Un editorial del Baltimore Sun lo explica mejor:

“El tema central de la campaña de Trump Haz America grande de ‘nuevo’ juega con el pensamiento reaccionario de que el país se ha alejado de su pasado blanco, cristiano y heterosexual para volverse algo con lo que los evangélicos blancos no se identifican. No solo quieren volver el tiempo atrás a 1972 en cuanto a los derechos reproductivos de la mujer, les gustaría también volverlo atrás sobre migración, derechos civiles, separación de la Iglesia y el Estado, quién puede servir en el ejercito o se merece una tarta de boda etc etc.”

Es lógico para el Presidente Trump cambiar su postura sobre el aborto y adoptar políticas populares entre los evangélicos blancos. Este grupo es el que más pasa por alto la criminalidad, la corrupción o comportamiento antireligioso si sus principales peticiones son atendidas.

Obra sin título por Mario Valdez. Vea más de su trabajo en Instagram: mariov_art

¿Son los religiosos en Guatemala diferentes? El presidente Morales espera que no. Él piensa que hablando de aborto y valores familiares va a conseguir el apoyo del pueblo, a pesar de que está siendo investigado por corrupción y también protegiendo al resto de corruptos del país.

Al igual que Morales esta apelando al apoyo religioso para librarse de una investigación por corrupción, Trump esta intentando librarse de la destitución apelando a los votantes religiosos. Hay elecciones para el congreso de Estados Unidos en Noviembre y si los Demócratas toman de vuelta el poder en la casa de los representantes, puede que voten por su destitución en base a los resultados de la investigación de Muller.

Trump le dijo a los líderes evangélicos recientemente en la Casa Blanca:

“Ustedes tienen un gran poder… tienen gente que predica a casi 200 millones de personas… Tienen que ojalá salir ahí fuera y conseguir que la gente nos apoye. Si no lo hacen, ese será el principio del final de todo lo que ya hemos conseguido.” Añadió que las elecciones son “un referéndum no solo sobre mi, pero también sobre su religión.”

Trump y Morales quieren que la gente crea que para apoyar el Cristianismo, tiene que apoyarles a ellos y sus aliados. Esta es la única salida a los problemas, y posible encarcelamiento, de los dos líderes.


*La lista continúa:

apoyó a los Nazis que marcharon en Charlottesville, Virginia, incluso después de que uno de los participantes asesinara a una joven; a menudo insulta a personas en público y ha llamado a mujeres “cerdas gordas”, “perras”, “guarras” y “ animales repugnantes”; dividió a familias de refugiados en la frontera; habla con afecto de dictadores como Vladimir Putin o Rodrigo Duterte; dijo en una conferencia de prensa con Putin que no creía las conclusiones de la comunidad de inteligencia de Estados Unidos, cuando concluyeron que Rusia había interferido con las elecciones norteamericanas a través de Internet, y que creía a Putin, que dijo que Rusia nunca haría algo así; se ha negado a publicar sus impuestos; se niega a desvincularse de sus negocios; ha intentado quitar a la gente su cobertura médica; apoya los recortes en gasto público para pagar los recortes de impuestos de los más ricos; miente constantemente y el 76% de sus declaraciones ha sido probadas como falsas; los oficiales de la Universidad Trump fueron condenados por fraude; ha dicho “Toda mi vida he sido codicioso, codicioso, codicioso. He agarrado todo el dinero que he podido. Soy tan codicioso. Pero ahora quiero ser codicioso por los Estados Unidos. Quiero agarrar todo el dinero. Voy a ser codicioso por los Estados Unidos”; etc.

 

Por Richard Brown  /  Traducido por Patricia Macías