Crisis global de agua: Un futuro de escasez

marchaagua
La Marcha por el Agua llega a la Ciudad de Guatemala el pasado 22 de abril, Día de la Tierra. Foto por Patricia Macías.
Por Richard Brown

Los cada vez más intensos conflictos por el agua en Guatemala se verán pronto en todo el mundo. Así lo cuenta un cable diplomático de Estados Unidos filtrado por Wikileaks, llamado “Tour D’Horizon” con Nestlé: Olvidaros de la crisis financiera mundial, el mundo se está quedando sin agua dulce.”

El cable refleja que Nestlé, la compañía de alimentos más grande del mundo y una de las más importantes embotelladoras de agua, piensa que las tendencias actuales reflejan que “un tercio de la población mundial se verá afectada por la escasez de agua en 2015, con la situación solo empeorando hasta un amenazante y potencialmente catastrófico 2050.” Nestlé también predice que “el mundo puede afrontar un déficit de cereal de hasta el 30% en 2025.”

Oficiales norteamericanos se reunieron con la compañía porque “su excepcional escala y experiencia internacional otorgan a Nestlé una gran credibilidad a la hora de hablar con gobiernos y legisladores de políticas agrícolas.”

La raíz de la preocupación de Nestlé reside en la creciente demanda global de carne y productos lácteos. En presentaciones ante legisladores, “Nestlé comienza señalando que una caloría de carne necesita 10 veces más de agua para ser producida que una caloría de cultivos de comida. A medida que la creciente clase media mundial come más carne, los recursos de agua del mundo se reducen peligrosamente.”

Un tercio de la población mundial se verá afectada por la escasez de agua en 2015, con la situación solo empeorando hasta un amenazante y potencialmente catastrófico 2050.

Según Nestlé, si todos los países tuvieran una dieta tan alta en consumo de carne y lácteos como la de los Estados Unidos, “los recursos de agua potable del mundo se extinguirían al alcanzar una población de 6 billones, cifra a la que se llegó en el año 2000.”

La ganadería, especialmente la vacuna, es una causa principal de la subida de los precios de la comida, el cambio climático y la deforestación en Guatemala y a nivel mundial.

Nestlé también piensa que “hay un peligro real de que los biocombustibles [combustibles líquidos hechos de cultivos como el de maíz o azúcar] aumenten el precio de la comida en los países pobres.”

En Guatemala, eso ya ha sucedido. En marzo de 2010, el gobierno estimó que el costo medio de la canasta básica para una familia de cinco miembros era de Q2,004. En marzo de 2016, fue de Q3,668. La subida del precio de la comida ha contribuido al aumento de la tasa de pobreza, alcanzando un 67% en 2014. También contribuye a la tasa de desnutrición infantil que alcanza un impactante 49% de los niños guatemaltecos menores de 5 años. El aumento de las sequías e inundaciones relacionadas con el cambio climático han jugado un papel importante en la subida del precio de los alimentos. Al igual que los biocombustibles.

En 2013 un articulo del New York Times sostenía que los estándares de la UE y EEUU que dictan la presencia de biocombustibles en los vehículos de gasolina ha aumentado los costos de la importación de alimentos básicos y también los que crecen en Guatemala.

Los nuevos estándares han reducido los suministros de alimentos para consumo humano como el maíz en el mercado global, y por consiguiente han aumentado sus precios. Guatemala importa hoy casi la mitad de su maíz, porque acuerdos de libre comercio como NAFTA han provocado que la superproducción industrial de maíz en los Estados Unidos haya inundado México y Centro América desde mediados de los 90. Los pequeños productores sufren para competir con los precios industriales y en consecuencia la producción de maíz per cápita en Guatemala disminuyó drásticamente.

Mientras tanto, las plantaciones de caña de azúcar en Guatemala están alcanzando beneficios más altos y se expanden rápidamente, en un país donde el 5% de la población controla el 80% de las tierras cultivables. Estas plantaciones, junto a las de la palma africana, banano y hule, a menudo desvían ríos enteros y secan acuíferos cercanos provocando escasez de agua a los pequeños agricultores. (Vea el video sobre la crisis de agua en la Costa Sur aquí.)

Este mes, un envío de 5,000 metros cúbicos de etanol desde Guatemala llegará a Europa. Nestlé estima que se necesitan 1000 litros de agua fresca para producir 1.5 litros de etanol. Si esa cifra es correcta, estos 5,000 metros cúbicos a punto de ser quemados en Europa usaron 3.3 billones de litros de agua fresca de los ríos y acuíferos guatemaltecos.