Entrevista con el nuevo alcalde de Xela: Luis Grijalva

gri

Por Richard Brown y Patricia Macías  – Noviembre de 2015

Luis Grijalva, ganador inesperado de la alcaldía de Xela por un margen amplio, se reunió con EntreMundos en un restaurante en la Zona 7 en octubre. Llegó sin escolta, y contestó de manera abierta a nuestras preguntas menos las que trataban sobre planes específicos para luchar contra la corrupción y el crimen, por preocupaciones estratégicas. Abajo está una parte de la entrevista editada. 

Grijalva agradece la confianza en el Parque Central de Xela. Foto por: Patricia Macías

Grijalva agradece la confianza en el Parque Central de Xela. Foto por: Patricia Macías

Usted ha dicho que su participación en luchas sociales le ha permitido tener una clara noción de la realidad de la nación. ¿A cuales luchas se refería?

Desde los finales de los 70 y principios de los 80, siendo estudiante universitario en la facultad de ingeniería de la Universidad de San Carlos, veíamos muchos problemas sociales, como toda esta desigualdad que existe en nuestro país, y también que no hay oportunidades para todos. Pues uno tenía que participar en ayudar en alguna manera en alguna comunidad, pues también presté un poco de servicio como estudiante. Más adelante, viendo la problemática de la juventud, también trabajé con muchos grupos juveniles. Lo último fue empezar hacer el movimiento por la transparencia en Guatemala, siendo cofundador de la Plataforma Ciudadana por la Transparencia, porque veíamos nosotros esta necesidad de trabajar y de exigir que rindieran cuentas.

¿Cuáles son las memorias que más recuerda de su participación activista en los 70 y 80?

Me recuerdo que cuando algunos de los catedráticos universitarios eran abatidos, asesinados. Recuerdo acompañamiento de los funerales. Y de ahí nace todo este deseo de cambiar las cosas en el país. Sin embargo, cada día se fueron tornando mas difíciles y seguidamente uno empieza a tener una forma de vivir diferente. Uno se casa, tiene hijos, una familia, y bueno, más adelante, cuando uno ya ha cumplido con todo este deber, vuelve a surgir este deseo de hacer algo grande para el país.

¿Cómo ganó las elecciones con un presupuesto tan apretado?

El costo fue aproximadamente 50,000 quetzales. A qué se debió haber ganado, es muy simple: la campaña. Fui a todos los lugares del municipio, diciéndole a toda la gente este Luis Grijalva que conocen hoy es político y quiere ser su alcalde, y tiene un recorrido a lo largo de todos estos años.

Usted ha dicho que las encuestas electorales fueron manipuladas. ¿Cómo lo sabe?

Básicamente son los resultados. No es posible que 20 días o 15 días antes de las elecciones me pueden colocar en el octavo lugar con 3.8% y 15 días después aparecemos con un 33%. Habían diferentes encuestas, cada una de los diferentes partidos. Compañeros que también estaban

luchando por la alcaldía, ellos me decían siempre, “Mira, vas en primer lugar” o “Vas en segundo según las encuestas que tenemos.” Pero eran encuestas que no fueron publicadas. Lo demostramos en el momento final que la encuesta final es el día de las elecciones.

Usted ha dicho que quiere que la gente de Xela le acompañe por los próximos cuatro años. ¿Cómo quiere que lo hagamos?

Tenemos que hacer una transformación de Quetzaltenango, pero solo el alcalde no lo puede hacer. Lo van a hacer todos los ciudadanos. Y esto es algo maravilloso porque hemos tenido muchísimas reuniones y todos tienen este propósito de participar. Y nosotros tendremos un gobierno en el cual quisiéramos que nos recuerden por dos cosas: uno por la transparencia, y dos por la participación ciudadana. Así es como funciona realmente la democracia. No es democracia solamente ir a votar cada cuatro años, sino la participación ciudadana.

[A veces] las convocatorias van a ser por medios virtuales, pero las reuniones tienen que ser reales, reuniones que van a ver por sectores, por zonas, por colonias, pero también por medio de grupos como colegios de profesionales, cámaras de comercio de industria, universidades, cocodes, por muchas formas. Esto va a ser un trabajo bastante arduo porque hay que tener tiempo para reunirse con todos ellos.

¿Va a colaborar con movimientos populares, como #Vos, por ejemplo?

He estado en movimientos populares desde el momento de buscar una transformación. Ahora, colaborar con equis grupo, no. Porque no queremos nosotros que vaya a haber una politización de estos grupos. Nosotros, pues, como partido que somos, como nuevas autoridades, pues simplemente vamos a pedirle, y hemos estado pidiendo a la población, ¡que nos fiscalicen, por favor! ¡Que nos cuenten cuanto gastamos! Cuanto y el otro, porque esto es un ejercicio democrático.

¿Porqué piensa usted que las autoridades municipales no le entregaron el informe financiero y administrativo que le habían prometido?

Hay dos cosas: una es porque en alguna manera podrían estar tratando de ocultar algo, y la otra que es simple y sencillamente que no tienen información ordenada que dar. Entonces se pueden conjugar las dos cosas.

¿Cuál es su impresión de la situación financiera de la ciudad?

¡Pues es terrible! Estamos desfinanciados totalmente y aparte de esto tenemos grandes deudas. Esa es la situación financiera: éste es un municipio que no es sustentable, en el que realmente da la impresión que hubiera una subvención para todos los servicios, pero esa tal subvención no existe. Van aumentando las deudas y el desfinanciamiento va haciendo cada vez mayor.

Uno de los grandes problemas es de no saber exactamente cuanto dinero entra ni por donde entra, porque hay una cuenta única. El otro es de que si no sabemos nosotros cuanto entra exactamente o como recaudar mayores tasas o impuestos y los arbitrios, pues significa que nunca vamos a tener dinero. Y todo lo que tenemos que resolver de todo la problemática del municipio, pues se necesitan fondos. Por lo tanto lo que tenemos que hacer es cambiar un método de recaudación, y sobre todo métodos en los cuales pueda tener los registros reales de lo que entra.

¿Han pensado en subir los impuestos o el precio de la energía eléctrica, por ejemplo, para arreglar las finanzas?

Es bastante complejo. Yo particularmente no desearía subir ninguna tasa, ningún arbitrio. Sin embargo, no puede tampoco el municipio o la municipalidad subvencionar todos los servicios, porque a la vuelta de dos o tres o cuatro años, no va a haber un solo centavo para invertir, y no vamos a solucionar ningún problema. Por lo tanto, aquí hay un tema que es de justicia. Que cada uno pague el servicio que está consumiendo. Esto es simplemente justicia.

¿Cuáles son las lecciones que debemos aprender de la movilización ciudadana de los últimos meses?

Yo creo que la lección que se ha aprendido es que sí, unidos se pueden, por decirlo así, pelear los derechos. Entonces, podemos lograr bastante. Podemos hacer cambios. Si mantenemos de una manera egoísta, entonces no vamos a lograr ningún cambio porque los cambios van a beneficiar a todos, y por eso yo creo que las manifestaciones de alguna manera van a continuar el próximo año. Porque ¿qué es lo que quiere? Que hayan cambios estructurales. Hoy en día, el presidente y la vicepresidenta están en la cárcel, más algunos otros funcionarios, y están por caer más funcionarios aun. Sin embargo, un cambio estructural todavía no hay en Guatemala, y considero yo que las manifestaciones seguirán hasta que realmente vengan estos cambios estructurales.

Cuáles son los libros guatemaltecos que aconsejaría a todos?

El Señor Presidente, por Miguel Ángel Asturias; Guatemala: Nunca Mas; y La Mansión del Pájaro Serpiente, por Virgilio Rodríguez Macal.

Grijalva durante su discurso tras conocer la victoria en las elecciones de 2015. Foto por: Patricia Macías

Grijalva durante su discurso tras conocer la victoria en las elecciones de 2015. Foto por: Patricia Macías