Cantel y la Marcha Por El Agua: Tomo Agua y Me Sumo a la Marcha

Presa de Parracana

Por Esteban Sacalxot

En mi infancia, mi papa nos llevó a mi hermano y a mi varias veces a las montañas  en donde junto a los señores del comité y usuarios del agua potable realizábamos hamanos (jornadas de trabajo) para llevar el agua hasta los hogares en la aldea. El esfuerzo y sacrifico que esto implica hoy me hace decidir lo importante de sumarme a la Marcha por el Agua porque el agua es Vida para los seres vivos y no mercancía para enriquecer a algunas y empobrecer otras.

La presa en Parracana está en un lugar que muchos vecinos de Cantel tuvieron la oportunidad de conocer, ya que junto a este lugar había mucha grama. Varias veces mi familia y yo fuimos a pastorear la cabra y la vaca que entonces teníamos. Pero hoy este lugar es todo ruina, en buena parte porque la presa de agua era para uso de la fábrica de Cantel y no de los vecinos del municipio.

Presa de Parracana

Presa de Parracana, Cantel. Foto por Esteban Sacalxot.

Lo más alarmante es que ya no fluye agua en este riachuelo, excepto cuando es temporada de lluvia, y queda claro que el agua en Cantel ha empezado a escasear.

Richuelo seco, Cantel. Foto por: Esteban Sacalxot

Richuelo seco, Cantel. Foto por: Esteban Sacalxot

Lee más sobre el escasez de agua en Cantel aquí.

En un evento realizado con un grupo de jóvenes en aldea Xecam les preguntamos respecto a este tema el agua. Reaccionaron con mucha preocupación, debido a que en los sectores en donde ellos viven el agua llega durante tan solo dos o tres horas al día, en otros sectores solo por la noches, según comentaron los participantes. Lo cual indica la urgencia de crear acciones para el cuidado y conservación de este medio de vida. (En nuestras comunidades, dedicimos que ya no los vamos a llamar “recursos naturales,” sino medios de vida.)

Pero viendo más allá de nuestro municipio ¿cuantos ríos están contaminados? y ¿cuánta agua existe en nuestro planeta? Podríamos decir que todavía hay bastante agua, sin embargo viene a mi mente la pregunta ¿de toda esa agua cuanto podemos consumir y vivir sanos? Sumado a esto cuantas empresas están sacando provecho al desviar los ríos de su cauce natural, construyendo hidroeléctricas, y para uso en las fincas de monocultivo, o derramando sus residuos químicos en estos ríos sin tomar medidas que garantizan la vida de la flora y fauna y peor aún la vida de las personas que tienen como medio de vida estos ríos.

Lee más sobre el agua en la costa sur aquí.

Porque tomo agua, me sumo a la marcha por el agua convencido de que es un medio de vida para los pueblos, y que no debe ser robado de muchos por el bien de pocos, por medio de desviación, contaminación o privatización.